Las hermanas Zenaida y Charlotte

Jacques-Louis David, Zenaide e Charlotte Bonaparte, 1821
Autor: 

Jacques-Louis David (1748 - 1825)

Tipo: 
Pintura
Material y técnica: 
Oleo sobre tela
Tamaño: 
cm 130x97
Inventario: 
inv. mn 935

Este doble retrato de Zenaida y Charlotte, hijas del rey José Bonaparte y Julie Clary, fue encargado a Jacques-Louis David en 1821 en Bruselas, residencia del pintor desde 1816. En esta ciudad también vivió durante varios años a partir de junio de 1820 la familia de José Bonaparte que, después de Waterloo, se refugiría en América. Como muestra el recibo autógrafo (inv. MN 923) que el artista entregó el 25 de junio de 1820 a la condesa de Survilliers, título nobiliario que adquirió Julie Clary en 1815, David realizó un original por 4.000 francos y dos réplicas por sendos mil francos. La obra aquí expuesta es una de las réplicas (la otra se halla en Toulon y se diferencia de esta porque en el sofá las cruces sustituyen a las abejas). El original formaba parte de la colección Roccagiovine y ahora pertenece al Paul Getty Museum.
Zenaida (1801-1854), que en el cuadro sostiene una carta de su padre enviada desde Filadelfia, se casaría en Bruselasn el 29 de junio de 1822 con su primo Carlo Luciano Bonaparte, príncipe de Canino y primogénito de Luciano.
Charlotte (1802-1839) se casó en 1826 con su primo Napoleón Luis, hijo de Luis Bonaparte. Mientras vivió en París fue alumna de David y tras su boda se dedicó principalmente a la pintura y al dibujo guiada por Léopold Robert y Samuel Jesi.

Obras maestras de la sala

La sala

Sala IX

Los frescos de la sala, recientemente descubiertos, ofrecen un testimonio del gusto neogótico en auge alrededor de 1830-1840. También fueron años fundamentales para Zenaide y Carlotta, hijas de José Bonaparte y Julie Clary, a quienes se dedicó la sala. Existen motivos neogóticos en algunas de las obras expuestas, como en los retratos de las dos hermanas realizados por la propia Carlotta, que se dedicó con pasión a la pintura con la que obtuvo resultados muy satisfactorios, en particular con la acuarela; un ejemplo de su calidad es el retrato de la abuela Letizia realizado en 1835.

Usted también podría estar interesado en